Combatir el dolor articular para mejorar la calidad de vida

Cada vez vivimos más y, en este sentido, la clave principal es mantener una elevada calidad de vida a lo largo de los años. El 21% de la población ve afectada directamente su calidad de vida a causa del dolor articular, que se debe, entre otras cosas, a la repetición de gestos que se dan con frecuencia en entornos laborales.

Una situación que va a más con la edad y a partir de los 50 años los médicos definen el dolor como grave en la mayoría de los casos. 

Mejorar la calidad de vida combatiendo el dolor articular

España es uno de los países con mayor esperanza de vida, pero hoy en día no se trata sólo de vivir más años sino vivirlos de la mejor manera posible, es por ello que buscamos formas de luchar contra el envejecimiento para poder disfrutar al máximo. 

Para las mujeres, muchas veces esa lucha se vuelve más complicada debido a los cambios hormonales que tienen lugar en su organismo. Al llegar a la menopausia se produce una pérdida de hormonas que entre otras cosas disminuye la generación ósea, es decir, se reduce el mantenimiento normal de los huesos. Este factor, en otros, provoca enfermedades como la osteoporosis que se suman a otras enfermedades degenerativas como la artrosis. 

Las cifras del dolor articular que se sufre en silencio

El 68% de los españoles con edades comprendidas entre los 35 y los 65 años ha tenido dolor articular en el último año. Por sexos, son ellas quienes más lo padecen (73%), una cifra que supera en 10 puntos al número de hombres que declaran haber tenido este problema.  

Damos por hecho que podemos movernos y desplazarnos sin problemas, pero en cuanto empezamos a tener alguna dificultad, como dolor o rigidez en las articulaciones, empezamos a perder calidad de vida. 

Profesional de la traumatología valorando el estado de una articulación. Foto Ryutaro Tsukata-Pexels

Tanto es así, que el 12% de las mujeres de entre 50 y 65 años asegura que esta dolencia ha propiciado el tener que pedir ayuda o contratar servicios para las tareas domésticas.

Además, cerca del 30% de la población ha visto afectada su vida laboral a causa del dolor articular e incluso reconocen tener un menor rendimiento en el trabajo.

Muchas veces esta degeneración articular es el resultado de la repetición de gestos que se dan en el ámbito laboral. Cada profesión tiene sus riesgos, y peluqueros, estilistas, barberos, manicuristas, maquilladores y esteticistas lo saben bien.

Las articulaciones de las rodillas son las que más se resienten (52%). A éstas les siguen las de la columna vertebral y las de las manos (25%). En el caso de éstas últimas, la cifra se eleva hasta el 37% en el caso de las mujeres mayores de 50 años, un dato que supera en 13 puntos al de los hombres de la misma franja de edad. 

La prevención empieza en la juventud

En concreto, este tipo de dolor está estrechamente relacionado con enfermedades como la artrosis. Por eso es importante para disminuir el riesgo de padecer o desarrollar este tipo de enfermedades, prevenir o modificar nuestros hábitos de vida cuanto antes para poder disminuir el riesgo de sufrirlas.

Hoy existen test genéticos diseñados para personalizar la dieta y conocer los riesgos de una persona a tener ciertas patologías que nos permiten prevenir y luchar antes por disminuir los síntomas de estas patologías.

Descubre los tratamientos más modernos contra la artrosis

Pero si nos encontramos en el caso de haber desarrollado alguna enfermedad degenerativa, como la artrosis, también podemos optar por ciertos tratamientos novedosos que nos permitan recuperar nuestras articulaciones y mejorar nuestra calidad de vida.  

Puede ser una buena idea acudir a traumatólogos para que valoren nuestro caso e incluso a una Unidad de Medicina Regenerativa, cuyos tratamientos emplean nuestras propias  células y tejidos para recuperar los tejidos dañados, disminuyendo así los daños articulares que se han producido por la edad.  

El mejor tratamiento es la prevención de las patologías, garantizando una mejor calidad de vida, pero no nos asustemos si hemos desarrollado la patología, los profesionales en traumatología estudian cada uno de los casos y personalizan los tratamientos para conseguir los mejores resultados.

Información: Clínicas Cres

Scroll hacia arriba