Radiofrecuencia con microagujas

Radiofrecuencia con microagujas, un efecto lifting inmediato

La radiofrecuencia es una tecnología clásica que se ha consolidado muy bien dentro de los tratamientos belleza, dermatología y medicina estética.

La radiofrecuencia lleva años usándose en protocolos faciales y corporales, siendo un tratamiento no invasivo. Actúa mediante la inducción de calor en la piel para estimular la producción de colágeno y elastina, dos sustancias que con el paso del tiempo comenzamos a perder y que están directamente relacionadas con el aporte de firmeza y calidad de la piel.

La nueva radiofrecuencia con microagujas

Se trata de un sistema de remodelación de la piel que tiene la capacidad de combinar la radiofrecuencia clásica con la acción de una matriz de agujas que tienen un calibre muy fino y son capaces de penetrar en la piel inyectando la energía calorífica, llegando a un nivel mucho más profundo de la dermis. 

El objetivo de este revolucionario tratamiento microneeding, es que además de contribuir a la producción de colágeno y elastina, ayuda a regenerar los tejidos que se activan, desde que se comienzan a percibir los pinchazos, coagulando la grasa y tensando el tejido conectivo, logrando que toda esta suma de factores logren un efecto rejuvenecedor total que sea mucho más potente.

Grupo Pedro Jaén La Moraleja incorpora la radiofrecuencia con agujas

La filosofía de trabajo del Grupo Pedro Jaén está basada en “aplicar el tratamiento menos agresivo posible para obtener el resultado más efectivo”. Por ello cuenta con un equipo de profesionales que conocen y perfeccionan las técnicas quirúrgicas más avanzadas, logrando una mayor efectividad en sus tratamientos. 

Por este motivo, el Grupo Pedro Jaén La Moraleja incorporó recientemente varias plataformas llevando a cabo tratamientos tanto faciales como corporales, logrando excelentes resultados con una mínima invasión. La radiofrecuencia con agujas es por esto una tecnología que ayuda a atenuar cicatrices, mejorar la calidad de la piel, tratar la flacidez y remodelar el óvalo facial, todo esto cuando se usa en solitario, cuando es combinado con otros tratamientos ayuda a abordar varias problemáticas a la vez. 

“La clave es llevar a cabo un diagnóstico personalizado y elaborar un protocolo terapéutico que responda a las necesidades de cada paciente, buscando siempre una mejoría estética integral que redunde en una mayor satisfacción del paciente”, explica el Dr. Luis Ríos, responsable de la Unidad de Estética Facial de Grupo Pedro Jaén La Moraleja, ya que la radiofrecuencia está integrada tal y como lo confirma el experto en procedimientos de rejuvenecimiento facial no quirúrgicos y cirugía mínimamente invasiva. 

Algunas ventajas de la radiofrecuencia con microagujas

Dentro de las principales ventajas que más destacan, es que además de tratarse de un procedimiento mínimamente invasivo, no hace falta una hospitalización ni tampoco sedación, únicamente se necesita anestesia tópica, que se puede aplicar en la zona a tratar, tanto en el rostro como en el cuerpo. 

Es un tratamiento ideal para todo tipo de pieles, incluso en los tipos de pieles más oscuros es posible llevar a cabo el tratamiento, y según la penetración de las agujas se decide si poner anestesia local o tópica, dependiendo siempre si el tratamiento es más profundo.

Sesiones de radiofrecuencia con microagujas

Se requiere una media de tres sesiones que se deben aplicar en un intervalo entre seis y ocho semanas, son ambulatorias y posteriormente el paciente se puede desplazarse a su casa por sí solo. Los resultados comienzan a verse inmediatamente después del tratamiento. A medida que avanzan las semanas se van notando más hasta llegar al resultado definitivo a los tres meses. Además, los resultados suelen prolongarse algo más de un año contando la última sesión.

Zonas en las que se puede usar la radiofrecuencia con microagujas

La radiofrecuencia con microagujas es un sistema que está pensando para adaptarse a cualquier zona que necesite un tratamiento renovador para mejorar la calidad de la piel: arrugas de la frente y entrecejo, patas de gallo, “líneas de marioneta”, atenuar surcos nasogenianos, “código de barras”, reduce el tamaño de los poros, mejora la calidad y el tono de la piel, trata marcas y cicatrices de acné, flacidez del cuello y papada.

Scroll hacia arriba