Revitalizar las melenas de tus clientes en otoño

Revitalizar las melenas de tus clientes en otoño

Te contamos los cuidados imprescindibles

Como sabes, el otoño es una época delicada para el cabello, pues trae la acumulación de los daños que se han ocasionado durante el verano, además otros factores estacionales, como la caída capilar. Sin duda tus clientes estarán llegando a tu salón en busca de soluciones eficaces y, nosotros, como expertos que somos… ¡Las tenemos!

Uno de las épocas más importantes, en la que los consejos de los profesionales del cabello son más demandados, es sin duda el otoño. Después de la exposición solar, además de otros factores como el agua salada, el cloro, es normal que el cabello se muestre mucho más seco, opaco y quebradizo. A esto además podemos sumarle un problema que preocupa a muchas personas: la caída capilar. 

Es habitual que la caída capilar se presente más en esta época del año; sin embargo, el problema aumenta cuando la caída capilar se mezcla con otros factores, como el estrés, y esta perdida resulta ser mayor de lo normal. 

Para ello es fundamental hacer un buen diagnóstico de las necesidades de nuestros clientes y ofrecerles soluciones que les ayuden a mejorar la vitalidad de sus melenas. Un cliente agradecido siempre será un cliente feliz. 

Cortar o no cortar, el eterno dilema

Cortar el cabello en otoño parece ser más que una norma, un deber. Sin embargo, hay muchas clientes, sobre todo las más jóvenes, que no quieren desprenderse de sus melenas y huyen del corte. Ellas requieren de un asesoramiento en el que se tenga en cuenta sus gustos y sus necesidades. De esta manera les podemos transmitir que existen otras alternativas para tener un cabello sano y bonito, 

“No siempre es necesario cortar el cabello, dependerá del estado en el que se encuentre”, explica Anna Barroca, directora del salón Anna Barroca en Andorra. “Lo primero que haremos siempre es intentar recuperarlo y para ello contamos con tratamientos reparadores y reconstructores de altísima calidad. Eso sí, es importante inculcar a nuestras clientas la importancia de cuidar el cabello durante todo el año, pero sobre todo en verano, para que no llegue al otoño muy deteriorado. En los casos en los que sí hace falta cortar, por ejemplo, en el caso de cabellos castigados por trabajos de color o cuando las puntas están muy desgastadas, podemos optar por estilos que mantengan el efecto de melena larga, como la técnica Dusting Hair, de sellado de puntas, o los looks a base de capas largas.”

Devolver al cabello su hidratación

La hidratación es una de las principales carencias que se encuentran los estilistas en otoño. Es muy fácil de detectar, porque cuando al cabello le falta agua, deja de tener brillo, suavidad y flexibilidad. Otro factor es que cuando hay trabajos de coloración de por medio, el color se desvanece. El resultado es un cabello sin vida y de esa manera es necesario revitalizarlo.

Belén Moreno, responsable del área de Peluquería de Antonio Eloy Escuela Profesional, señala: “Para revitalizar las melenas tras el verano, es imprescindible recuperar su queratina natural, una proteína clave en la salud del cabello y que se encarga de aportar fuerza, elasticidad y brillo. Por eso, los tratamientos a base de queratina son muy eficaces para recuperar el cabello desde el interior. Otros ingredientes muy adecuados para devolverle la hidratación a la melena son el ácido hialurónico, el colágeno, el aceite de coco, el aceite de argán, etc. Para que estos tratamientos penetren mejor es adecuado realizar una suave exfoliación del cuero cabelludo de forma previa. Respecto al color, es recomendable abstenerse de trabajos agresivos hasta que el cabello se haya recuperado. En su lugar, nos decantaremos por opciones más suaves, como las coloraciones tono sobre tono, que refrescan el color, pero de forma muy respetuosa.”

Prevenir y frenar la caída capilar

Cada día se nos pueden llegar a caer alrededor de 100 cabellos, esta cifra puede incluso llegar a duplicarse en otoño. A la renovación normal y necesaria de nuestro cabello pueden sumarse factores como el estrés causado por la vuelta al trabajo, el déficit de hierro o la perdida de peso. Para que esta caída no se convierta en un problema lo mejor de actuar lo antes posible. 

Como explica Mª José Llata, directora de Peluquería Llata Carrera, en Santa Cruz de Bezana (Cantabria): “Los peluqueros podemos detectar fácilmente si el cabello se está afinando o si se está perdiendo densidad en algunas zonas. Cuando esto sucede, podemos seguir cuidando la salud del cabello de nuestros clientes con productos que aporten fuerza a la fibra y propicien el crecimiento. También debemos aconsejarles sobre los cuidados necesarios en su día a día: que eviten las herramientas de calor y los productos agresivos, que no se hagan recogidos muy tirantes o que sigan una dieta rica en vitamina B12, biotina, zinc y ácido fólico. Nuestro papel es fundamental para que el cabello recupere su fuerza lo antes posible.”

Scroll hacia arriba