charo garcía

Charo García: “pertenezco al club de las 5 de la mañana”

Charo García es una profesional nacida en el País Vasco con más de 20 años de experiencia como peluquera y formadora. Comenzó su trayectoria profesional a los 14 años y hoy Ilitia Beauty & Science, su salón, tiene la Q de calidad y la Estrella Global Salón, reconocimientos obtenidos por TheQHair, en su afán por la mejora continua, en el 2018 se certificó como Asesora de Imagen Científica

Charo García ha colaborado con un distribuidor de productos de peluquería, impartiendo formaciones en el País Vasco. Se ha formado de la mano de figuras como Anthony Mascolo en Italia y Toni & Guy en Londres. En esta entrevista nos cuenta un poco de su vida, de su última colección y de su día a día. 

BELLEZA PRO: ¿Qué te llevó a ser peluquera? ¿Cómo llega la peluquería a tu vida?

Charo García: Siempre lo tuve muy claro, porque desde muy pequeña me ha gustado el mundo de la peluquería y de la moda. Tengo en el salón una muñeca Nancy que mi madre me regaló cuando tenía 7 años. Con esa edad ya le corté la melena y mi madre decía: “¡mira lo que le ha hecho la niña a la muñeca!”. Cuando terminé la educación básica, les dije a mis padres: “Yo no quiero hacer una carrera, quiero estudiar peluquería, es lo que me gusta”. Fui directa y por eso no perdí tiempo. A los 14 años empecé los estudios de peluquería, que fueron 5 años, y a partir de ahí ya me puse a trabajar, al mismo tiempo que he continuado formándome.

BP: Háblanos de AMA, tu última colección ¿Qué tiene de ti?

CG: AMA es una colección que nace de mi inquietud por buscar siempre las últimas tendencias. Me gusta fijarme en todo lo referente a la moda y tengo una gran capacidad para adaptarme a diferentes estilos, por eso no quería hacer una colección en la que todas las novias fueran iguales. Cada persona es única y cada novia debe serlo también, así que empecé a fijarme en todas las tendencias.

¿Y qué tiene AMA de mí? Es una colección que refleja mi trabajo y quién soy, se trata de un concepto muy personal. Siempre he sido una persona muy inquieta y disciplinada, eso se refleja en la colección. AMA son 6 peinados que realizamos en 6 horas, fue un trabajo en tiempo récord y eso se consigue trabajando con dedicación. AMA viene de Amatxu en euskera, que significa mamá, a quien perdí hace un par de años. Con esta colección quería rendirle homenaje.

BP: ¿Qué es lo que te inspira a la hora de crear una colección?

CG: Cuando estoy viendo algo, cuando viajo o quizá me encuentro con cualquier detalle que me inspire, siempre lo llevo a mi terreno profesional, porque realmente me apasiona lo que hago. Por ejemplo, si estoy viendo una serie, me voy fijando en todos los detalles que llevan los protagonistas: el pelo, la ropa, toda la moda… ¡Tomo nota de todo! Luego, esa mezcla de ideas va tomando forma, poco a poco, cuando me pongo a practicar.

BP: ¿En qué momento creas tus colecciones?

CG: Yo pertenezco al club de las 5 de la mañana, por eso para mí las mejores horas son las de antes de que amanezca. Un día normal para mí es levantarme a las 5 de la mañana, dedicar un ratito a la lectura, otro ratito al ejercicio y otro ratito a meditar. Luego preparo todo lo relacionado con la casa, porque también tengo hijos y, cuando ellos se van al colegio, me voy a trabajar. Allí paso todo el día, hasta que llega la hora de volver a casa, para estar con mi familia.

BP: Como Asesora de Imagen Científica: ¿Sueles hacer cambios de look muy radicales?

CG: A veces sí que hay un cambio de look radical y a veces no tiene por qué haberlo. Se va decidiendo en función de las necesidades del cliente. Hay ocasiones en las que un pequeño cambio es un mundo para esa persona y con esto ya es suficiente. No siempre están preparados para hacer cambios de look radicales. Evidentemente, cuando escucho al cliente, tengo que estar completamente convencida de que quiere un cambio. Si no lo veo seguro, no lo hago. Yo siempre les digo a mis clientes cuando tienen un problema: “Siempre lo pagáis con el pelo”. Lo que no quiero es que el pelo se convierta en otro motivo más de preocupación, porque si no te ves bien, eso se va a convertir en otro problema más grave.

BP: ¿Cuándo y cómo decides comenzar a ser formadora?

CH: Me gusta compartir mis conocimientos y, sobre todo, los resultados que me voy encontrando, porque soy autodidacta y siempre intento buscar técnicas que me permitan conseguir ciertos resultados. Mi objetivo es que los demás puedan hacer lo mismo. Desde pequeña siempre me ha gustado compartir todo lo que aprendía y, como tenía claro que me gustaba la peluquería, pensé: “Vamos a combinarlo todo”. De esta manera me convertí en peluquera y formadora.

Descubre el último curso de peluquería de Charo García

BP: ¿Qué consejo le darías a los jóvenes que comienzan su trayectoria en la peluquería?

CG: Que sepan que la peluquería necesita pasión. Si a ti no te apasiona este mundo no vas a poder, porque es mucho más duro de lo que la gente piensa. Estamos totalmente infravalorados y eso a veces me da un poco de rabia.

Hay mucha gente que empieza a estudiar peluquería porque cree que no hay que estudiar y no es así. En mi caso, llevo más de 20 años formándome y sigo haciéndolo, realmente la peluquería va mucho más allá.

Por ejemplo, un día tan importante como es el día de tu boda, a veces parece que se le da más importancia a cualquier otra cosa antes que a la peluquería. Luego el recuerdo de la boda queda ahí, las fotos quedan ahí, el vídeo queda ahí, y si te falla la peluquería realmente te falla todo. Puedes llevar el vestido más maravilloso del mundo y haberte gastado un dineral en él, pero como el peinado no sea del mismo estilo, no vaya acorde con todo y no consigas verte bien, se va a notar mucho.

Scroll hacia arriba