Aumento-de-labios

Crece en España el aumento de labios en chicas menores de 25 años

Las chicas menores de 25 años quieren unos labios jugosos y con más volumen, tal y como lo confirma un informe reciente de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), la edad de las chicas que demandan este tratamiento ha bajado significativamente en los últimos años, especialmente por el boom de las redes sociales y los filtros que se utilizan en ellas. Los productos inyectables para el aumento de labios pueden ser temporales, semipermanentes o permanentes, con ácido hialurónico, colágeno, grasas o siliconas.

En España son cada vez las chicas menores de 25 años que deciden aumentar sus labios por diferentes razones, uno de los motivos es la autoestima por tenerlos demasiado finos, o simplemente tener la intención de verse mejor. Una de las razones puede estar en las redes sociales, por ejemplo los filtros que se utilizan en las fotografías de Instagram, tal y como apuntan desde SEME (Sociedad Española de Medicina Estética). El aumento de labios es una práctica que está a la orden del día y que es realizado mediante una inyección de una sustancia existente que ya se encuentra presente en los tejidos de nuestro propio cuerpo de forma natural, está presente en la epidermis y en los cartílagos, tiene una gran capacidad de atraer y retener agua, lo que aporta elasticidad y firmeza. “Es biocompatible, por tanto, totalmente seguro y reversible, algo que suele preocupar a muchas clientas, pero que gracias a la hialuronidasa les tranquiliza al 100%. Además, no solo se aumentan los labios a nuestro gusto, también se les puede dar forma, igualar o equilibrar, incluso ocultar la encía” – comenta Andrea Serrano, directora del centro de belleza y medicina estética Mangata (Calle Víctor Andrés Belaunde, 6. Madrid). 

El aumento de labios es un tratamiento que realiza la Dra. Duarte, en el que utiliza una crema anestésica para que la inyección del producto sea lo menos dolorosa posible y que la paciente no sienta molestias a la hora de aplicarlo: “En cualquier caso, no se causa baja de ningún tipo y la clienta hace su vida normal, nada más salir del centro, únicamente puede darse un leve enrojecimiento o hinchazón en los primeros días tras el tratamiento” – señala Andrea, indicando también que la metabolización del cuerpo, puede llegar a durar entre seis y doce meses, dependiendo si se trata de un embellecimiento del labio o un relleno (desde 250 €). 

Distintos rellenos para nuestros labios

Dentro del sector de la medicina estética no quirúrgica existen varios tratamientos que tienen como objetivo mejorar los labios, la técnica elegida dependerá siempre del resultado que se desee conseguir y sobre todo, del tiempo de duración. Existen productos inyectables tales como el ácido hialurónico, el colágeno, el relleno con capas de tejidos de terceros, grasa o siliconas: “Las diferencias entre ellos radican en el tiempo que duran, si son temporales, semipermanentes o permanentes. En este último caso, el relleno se realizará con un producto de volumen blando que ha de integrarse en el cuerpo sin problema, y que suele estar elaborado en un 97,5% de agua y otro 2,5% de un hidrogel neutro que permita el intercambio de agua con el tejido adyacente de modo continuado” – comentan desde la Clínica Vieco en Madrid (Calle Bárbara de Braganza, 14).

¿Cómo se realiza? 

El tratamiento se aplica a través de unas agujas muy finas que contienen la sustancia que aportará volumen y dará forma a los labios, pero antes se administra una pequeña dosis de anestesia local para poder evitar las molestias. Teniendo en cuenta que se trata de un producto que es biocompatible y no causa molestias a la paciente: 

“El aumento de labios puede realizarse tanto para aumentar propiamente el volumen de los labios como para potenciarlos, remarcando el perfil o también como procedimiento antiedad, ya que se reducen o eliminan las arrugas peribucales. Además, el hecho de tener unos labios con un buen volumen, hidratados y simétricos, siempre hará que la imagen general del óvalo facial se vea rejuvenecida” – afirma Miriam Vieco, directora de la Clínica Vieco. 

Scroll hacia arriba