El efecto yoyó de las dietas: sus consecuencias y cómo evitarlo

Muchas ‘dietas milagro’ , de esas que se ponen de moda cada temporada, fallan en la etapa de mantenimiento, haciéndonos retroceder hacia el temido efecto rebote, lo que se conoce como efecto «yoyó».

Descubre por qué ocurre esto, las consecuencias y la combinación de ingredientes para evitarlo con Gema Cabañero,  directora de I+D+I del método de nutricosmética 180 The Concept.

Probablemente una de las peores sensaciones a nivel anímico que existen sea el haber superado una larga dieta a base de evitar ciertos alimentos y planes y ver que todos los resultados del esfuerzo se esfuman en un mes.

“El conocido efecto yoyó o rebote surge como consecuencia de un brusco cambio de peso. En este proceso aumentamos y bajamos de peso constantemente, sufriendo no solo cambios adversos en nuestro físico también en nuestro estado anímico”, explica Gema Cabañero.

¿Por qué y cómo nos afecta el efecto yoyó?

Cabañero explica algunas de las causas que provocan estos bruscos cambios: “Muchas veces acudimos a las dietas exprés como solución a un periodo de malos hábitos, tenemos que ser conscientes de que no son una respuesta a largo plazo. Principalmente se debe a que son regímenes en los que principalmente perdemos músculo y agua al someternos a unas restricciones alimentarias altas, por lo que una vez acabemos con esta limitación de calorías, nuestro cuerpo recuperará su equilibrio con una acumulación de grasas, provocando en algunos casos que aumentemos incluso más del peso perdido”

Lejos de ser una simple consecuencia física, las personas que lo padecen muchas veces sufren periodos de desánimo. “Cuando una persona quiere bajar de peso y se ve satisfecha con el resultado que está consiguiendo su felicidad es plena, pero una vez que abandona las altas restricciones y recupera el peso perdido la sensación puede tornarse de desesperación llegando a crear un sentimiento de fracaso al no lograr mantenerse con sus objetivos” explica la directora de I+D+ de 180 The Concept.

Por eso aconseja lo más sano es encontrar ese hábito de vida saludable en el que, efectivamente, se produzca un déficit calórico que nos ayude a perder grasa pero que sea realista con los objetivos y que no nos cueste seguir”.

¿Qué ingredientes activos pueden evitar el efecto rebote?

Los alimentos por si solos no tienen el poder de engordar o de evitar el efecto rebote. Sin embargo, la ingesta de algunos componentes en concreto nos puede ayudar gracias a los efectos que tienen en nuestro organismo. Hablamos así del aminoácido esencial L-Triptofano, conocido por su papel regulador del bienestar emocional o el Gluconato de Zinc, un mineral muy usado para mejorar la salud de nuestro sistema inmune.

El aminoácido L-Triptófano, que podemos encontrar en alimentos como el pavo o el pollo y el pescado azul, tiene un efecto regulador en nuestro organismo. Su ingesta logra el control de la ansiedad por la comida, evitando los picos de hambre. De este modo se facilita la pérdida de peso y proporciona una sensación de bienestarapunta Cabañero.

Tres fórmulas y un objetivo: evitar el efecto yoyó

En muchas ocasiones nuestro organismo no logra obtener de manera correcta los nutrientes de los alimentos. En estos casos los suplementos alimenticios pueden ser una importante opción a tener en cuenta si lo que queremos es lograr una pérdida de peso saludable y duradera.

El Plan Silueta y Control de Peso de la firma nutricosmética avanzada 180 The Concept nace para suplir estas necesidades. Este plan basado en las fórmulas E2, E6 y RV3 logra redefinir y mantener la silueta de un modo seguro y natural, ya que incluye en su combinación micronutrientes que evitan la acumulación de grasa y favorecen su eliminación.

Ese es el caso del Ácido Alfa-Lipoico, que favorece el glicólisis y convierte el azúcar y los hidratos de carbono en energía o el Ácido Linoléico Conjugado (CLA), que forma parte de los ácidos grasos esenciales Omega 6. Además, incluye los beneficios de las Vitaminas B2, B6, B12 que inhiben la actividad de la enzima LPL y los nombrados anteriormente: L Triptofano y Gluconato de Zinc para contribuir en un efecto saciante.

Información: 180 the concept

Scroll hacia arriba