Juan Luis Soria - Entrevista Belleza Pro

Juan Luis Soria: «Estaba obligado a ser peluquero, yo me he criado entre rulos y pinzas»

Si pudiéramos definir a Juan Luis Soria podríamos decir que nos encontramos con un peluquero sensible, honesto y un trabajador imparable. Puede estar atendiendo a sus clientes en su salón, formar a futuros peluqueros, crear colecciones y por si fuera poco, escribir un libro. Todo a la vez.

El reconocimiento en su carrera se debe a años de dedicación, su más reciente colección “Street Art”, fue coronada con dos Premios Picasso, el Premio de la Prensa y Mejor Estilismo

Hablamos con Soria de su vida, de su pasión y, de lo que le inspira para crear sus colecciones. Nos concedió una charla distendida y personal, en la que pudimos ver ese gran ser humano que está detrás de un peluquero imparable

Juan Luis Soria - Entrevista Belleza Pro

Belleza Pro: ¿Cómo aterrizaste en el mundo de la peluquería?

Juan Luis Soria: Yo estaba obligado a ser peluquero, yo me he criado entre rulos y pinzas. Yo hacía castillos con los rulos de plástico y con las pinzas en el salón de mi casa. Recuerdo que al principio de muy chico, acompañaba a mi madre que iba con una bolsa peinando por las casas, entonces yo al estar allí le veía peinar. He tenido que salir peluquero, porque si no existiera la peluquería, yo tendría que inventarla. Me encanta, disfruto y me emociono con ella.

BP: ¿Cómo combinas tu trabajo diario con la creación de colecciones?

JLS: Es una pregunta que aún intento responderme, porque yo lo que siempre le digo a todas las personas es que mi hobby es la peluquería y si no existiera la peluquería, yo tendría que inventarla. Disfruto tanto con la peluquería, para mí es ¡lo más! Trabajo de lunes a lunes, tres días a la semana dando clases en el Grupo 7 formando jóvenes futuros estilistas, los otros días trabajo en mi salón y los sábados y los domingos, me dedico a plantear mis colecciones. Trabajo, trabajo y trabajo y lo mejor es que lo disfruto.

Street Art Juan Luis Soria Picasso 2022

BP: ¿En qué te inspiras cuando haces una colección?

JLS: Me inspiro en la cotidianidad, en el día a día y las situaciones que vivimos. Un programa tan simple como por ejemplo Master Chef, en el que veo las texturas de los ingredientes, me inspira a plasmar esas texturas a la peluquería. 

En “Street Art” una de las modelos lleva texturas en el cabello planchado, yo me fijé en las estructuras y las texturas de los ingredientes de un postre hecho con caramelo líquido, y quise transformarlas en el cabello. 

Luego también me inspira mucho el arte urbano de la ropa. Tenemos a la marca Desigual, a Custo Barcelona, que plasman ese arte en su ropa y allí se me ocurrió la idea del grafiti. Estuve un año tratando pelucas y aprendiendo a grafitear que es todo un mundo. Hay muchísimas válvulas, cada válvula da un grosor diferente y bueno entrenando y entrenando, hasta que salió lo que salió.

BP: Por segunda vez tu colección es la imagen de los Premios Picasso: ¿Qué sientes ser la imagen de unos Premios tan importantes en el sector?

JLS: La unión sentimental que yo tengo con los Premios Picasso es especial, yo en realidad hago las colecciones para los Picasso, los demás premios me dan igual y quizás hay premios a lo mejor con más nombre o con más reconocimiento a nivel internacional, pero no me llaman tanto la atención. 

«He tenido que salir peluquero, porque si no existiera la peluquería, yo tendría que inventarla»

A mí lo que más me llama la atención es estar en los Picasso, porque son de mi tierra, bueno, de mi tierra adoptada, porque yo soy de Madrid, pero llevo más años en Granada. Entonces el que me hagan cartel para la próxima edición me emociona, de hecho me estoy emocionando, me tengo que parar porque si no al final voy a llorar (emoción).

BP: ¿Cómo afrontas a la nueva etapa que vive el sector hoy? 

JLS: Lo hablo mucho con mis alumnos y les digo que si la restauración nos ha pasado tanto por la derecha como por la izquierda es más que nada, porque ellos no venden comida, venden experiencia. Esto es lo que hay que transmitir a nuestros clientes, su visita a la peluquería es una experiencia.

Tú puedes comer en Can Roca y en el Burger King y definitivamente la experiencia no es la misma. Las dos te llenan la tripa, pero de diferente manera, lo que hay que buscar es esa experiencia.

BP: ¿Cómo comienzas a dar a conocer tu libro?

JLS: Gran pregunta, he tocado durante toda mi vida muchísimas puertas. Hemos empezado conversaciones con una casa comercial que quiere los derechos del libro. Si os digo la verdad tampoco me preocupa mucho eso porque yo ya lo he hecho, lo hice en el momento que quería hacer y, lo he editado e imprimido yo, me he gastado el dinero porque creía que debía de estar. Si ahora lo coge alguien bien, llegaremos a un acuerdo rápido y ligero, porque yo soy así. Hago lo que me apetece y en el momento que me apetece.

«Tú puedes comer en Can Roca y en el Burger King y definitivamente la experiencia no es la misma. Las dos te llenan la tripa, pero de diferente manera, lo que hay que buscar es esa experiencia»

BP: ¿Cuáles son los tres consejos que les das a tus alumnos para que tengan éxito en la peluquería?

JLS: Lo primero es que no cojan la peluquería o la barbería por moda, sino que la cojan porque realmente les gusta y, segundo, porque no hay un tercero, es: formación, formación y formación. Obviamente, el trabajo, pero si te gusta y lo disfrutas le dedicas muchas horas. A mí me dice la gente: «¿es que no tienes hobbies?” y mi respuesta es: La peluquería es mi hobby y estoy todo el día haciendo hobbies.

BP: ¿Cómo combinas tu vida para ser formador, crear un libro, atender a tus clientes y además, hacer nuevas colecciones?

JLS: Echándole muchas horas, me acuerdo cuando hice ‘Street Art’ los domingos me transformaba. Me ponía un mono de obra, me salía al porche de mi casa, que todavía tiene manchas de grafiti, y con las pelucas me liaba allí a generar mis historias. Si, le echo horas la verdad, es que fueron muchísimas, pero luego es muy gratificante que la gente lo reconozca y te lo agradezca de algún modo.

BP: Por último, Juan Luis: ¿Cómo se consigue el reconocimiento profesional en el mundo de la peluquería?

JLS: Tampoco es nada del otro mundo es: trabajo, trabajo, trabajo y trabajo y, un buen día, te surge la pregunta que es la que me hago yo siempre: <<¿Y por qué yo no?>>.

Scroll hacia arriba