El maquillaje natural con pigmentos vegetales

A todos nos gusta lo natural, también el maquillaje natural . La mayoría de los consumidores si puede elegir en unas condiciones similares opta por un producto sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Ningún sector escapa a esta demanda creciente.

El mundo del maquillaje también ha ampliado su oferta de productos con pigmentos naturales para dar respuesta a estos consumidores amantes de lo natural.

Maquillaje de altas prestaciones con pigmentos vegetales

Si hace unos años la oferta de maquillaje natural era limitada y con una paleta de tonalidades clásica y aburrida, ahora ya no es así.  En efecto, hoy ya se encuentran  barras de labios, bases o máscaras formuladas con pigmentos naturales de origen vegetal en una paleta amplia y variada capaz de satisfacer todas las demandas de los consumidores y de los profesionales.

Esto ha sido posible porque los formuladores disponen de una extensa gama de pigmentos de origen vegetal intensos y estables para poder desarrollar todos sus productos, de manera que se puede excluir de los laboratorios los derivados petroquímicos, el carmín o los pigmentos minerales.

En resumen, se pueden formular productos de maquillaje sostenibles con un alto porcentaje de activos naturales con ingredientes que pueden amplificar la acción y estabilizar las moléculas colorantes.

Los pigmentos vegetales en maquillaje

Efectivamente, flores, raíces, hojas y tubérculos son ricos en componentes colorantes.  De hecho, hay plantas que se utilizan ampliamente en la formulación de cosmética de tratamiento que contienen compuestos colorantes los cuales proporcionan  opciones muy interesantes en el desarrollo de productos de maquillaje

Por poner algunos ejemplos podríamos citar el caso del cártamo o alazor (Carthamus tinctorius L.), también conocido como azafrán del tintorero, contiene quinonas rojas/marrones como alizarina, purpoxantina, rubiadina y pseudopurpurina, así como cartamina de color rosa fucsia y rojo carmín. Hierba pastel, isatide o glasto (Isatis tinctoria L.) contiene un activo presente en las hojas del árbol índigo y un precursor del pigmento azul indigotina, conocido popularmente como añil. La granada (Punica granatum) contiene taninos con tonalidades amarillas, pardas, grisáceas, ocres, caqui…

Otras firmas han optado por formulaciones con pigmentos procedentes de plantas tintóreas como la rubia roja (Rubia tinctorum), sapan, loto sagrado e hibisco o incluso utilizan pigmentos de algas, como la wakame (Undaria pinnatifida).

Para estabilizar los pigmentos vegetales frente a los agentes externos como la luz, el calor o el pH hay disposición de los formuladores varias soluciones técnicas  que se pueden aplicar que van desde el uso de arcillas, azúcares como la maltodextrina o aceites vegetales volátiles.

Son procesos complejos, patentados, que requieren una dosificación cuidadosa, pero que garantizan las altas prestaciones de un maquillaje de calidad para los exigentes consumidores de hoy día  que piden productos naturales sin renunciar a los resultados a los que están acostumbrados. 

Información: Varias fuentes

Créditos:

Foto: bodegón de Dan Cristian Pădureț de Pexels

Foto: pigmentos Venus HD Make-up & Perfume de Pexels 

Artículos relacionados

Scroll hacia arriba