Duribland

Paso a paso para reblandecer las durezas

DURIBLAND, quita las durezas de la piel al instante

Una manicura y pedicura perfecta se logra cuando la piel de la zona se encuentra sana, es por este motivo que cutículas, durezas e incluso la piel muerta, son algunos de los grandes problemas para el profesional manicurista a la hora de trabajar.

Duribland

Duribland es un producto ligero, fácil de usar, ya que en pocos minutos es capaz de suavizar la zona ofreciendo resultado al momento. Así que la piel puede reblandecerse, el cliente puede tener ese acabado que tanto espera y, el profesional, puede hacer su trabajo de manera más eficiente.

Uno de los grandes beneficios de Duribland es la facilidad de su uso y el cuidado que tiene con la piel del cliente, ya no es un producto agresivo y protege el medio ambiente.

Paso a paso para reblandecer las cutículas con Duribland

  • Paso 1: empapar un algodón completamente con Duribland y aplicarlo en la dureza, asegurándose que el líquido queda contacto con la piel. 
  • Paso 2: Transcurridos unos minutos, desprender el algodón de la zona, y retirar la dureza delicadamente con una espátula. En función de la dureza de la zona, es posible que en ocasiones se deba repetir esta acción, remojando el algodón y añadiendo algunas gotas más de Duribland. 
  • Paso 3: Peina la zona con el cepillo de uñas en seco y dale un acabado a la piel. 
  • Paso 4: Lava con abundante agua y retira todos los excesos de producto e impurezas de la piel. 
  • Paso 5: Secar la zona suavemente e hidratarla con un producto ligero haciendo un masaje relajante.

Paso a paso para utilizar reblandecer las cutículas con Duribland

Beneficios de Duribland para tu salón

  • Reblandece las durezas de la piel sin cortes ni limaduras
  • Tratamiento efectivo e indoloro
  • Resultados a la vista desde la primera aplicación
  • Producto no agresivo y fácil de utilizar
Scroll hacia arriba