David Fergar: «El maquillaje es primordial»

David Fergar es mucho más que un maquillador, es un artista. Ha estudiado Bellas Artes, se ha licenciado en fotografía, es un director artístico en las colecciones. Pero sobre todo, esta ha sido una charla enriquecedora. Un periodista siempre agradece una entrevista que esté llena de titulares como es el caso.  Habla de forma directa y transparente del maquillaje, de la profesión, de sus retos y de cómo está afectando las nuevas tecnologías a la imagen personal y a todos nosotros.   

«Gracias a los pigmentos podemos embellecer al máximo», afirma David Fergar

¿Por qué elegiste el maquillaje? ¿Qué te gusta del maquillaje?

Más que el cambio físico que se consigue con el maquillaje, lo que me gusta es el cambio de actitud en las personas,  ver cómo aumenta su autoestima. Me dedico al maquillaje porque me permite aportar la ilusión de la belleza al mundo.

Es curioso, los italianos llaman “trucco” al maquillaje.

Siempre hay algo de truco en el maquillaje (Risas). Al final, consiste en resaltar las facciones más bonitas, y disimular las menos favorecidas. Gracias a los pigmentos podemos embellecer al máximo, y truco hay.

¿Crees que las mujeres en España saben maquillarse en líneas generales?

No. La cultura de nuestro país no ha sido de mujeres maquilladas. Por otro lado, el maquillaje ha cambiado mucho. Es verdad que ahora con las redes sociales las mujeres se están volcando más en cuidar su imagen. No obstante, todavía no saben sacarse partido.

Entonces, ¿recomiendas los cursos de automaquillaje?

Absolutamente. Además en mis cursos trabajo la autoestima. Hoy día debes ser muy claro y explicar que es imposible llegar a esos ideales que se ven en las redes sociales, esas pieles sin poros, sin brillos…  Ahora bien, todo el mundo tiene algo precioso para realzar en su rostro, y a veces no son conscientes de ello. Hay que ayudar a las mujeres a sacar todo su potencial hasta verse maravillosas.

Es cierto, hoy con el Photoshop, los filtros y esas cosas hay quien abusa hasta crear una especie de “Avatar” con el que se presentan en sociedad

La gente quiere llegar a un ideal y eso no es sano. Algunas personas han llevado las técnicas del contouring al extremo hasta modificar las facciones. El canon de belleza se está globalizando hasta unificarse.  Ahora se ha puesto de moda el párpado ruso y los labios gruesos.

¿Moda? Pero esto a algunas personas puede acabar creando unos problemas enormes…

Sí. De hecho tengo compañeras de profesión que se están haciendo retoques de cirugía para conseguir ese ideal.  

Es un poco triste, la verdad.

Es como todo, en su justa medida está bien. Una cirugía estética para mejorar, es correcto. Pero intentar cambiar tu identidad con el bisturí, me parece triste. Cada persona es diferente y cada uno tiene su estilo. Si todos somos iguales, también es muy aburrido.

Igual todo consiste en atreverse a ser uno mismo. Por cierto, ¿los hombres se atreven a maquillarse?

Sí, pero no lo cuentan. Ellos se maquillan, pero socialmente no está bien visto. He maquillado a muchos novios, pero siempre te dicen “que no se note y no lo digas”.  Sí que detectó el cambio y la curiosidad. Mis amigos me preguntan cómo disimular alguna cosa o se ofrecen como modelos. 

«Ellos se maquillan, pero socialmente no está bien visto»

¿Cuándo recomiendas acudir a un maquillador profesional?

Mi consejo sería que fuese un capricho que te hace sentir bien y no vincularlo a grandes eventos. Igual que vas a la peluquería si tienes una cena el fin de semana, también deberías contar con los servicios de un maquillador profesional para sentirte bien con tu imagen.

Me da la impresión que en los salones de belleza, el maquillaje se ve como un complemento.

Ese es el gran caballo de batalla que tiene la profesión en España. La figura del maquillador está a la sombra. El trabajo del maquillador no es un complemento, sino una parte fundamental del look.  Para hacer un look, se necesita la labor de un equipo formado por buenos profesionales: fotógrafo, estilista, peluquero y  maquillador. Si falla alguno de estos profesionales, se arruina el look y con ello, el shooting o la filmación. 

Me han explicado que en el mundo de la publicidad y de los audiovisuales en general, se estaba contratando a maquilladores que sepan peinar.

Es verdad. Si te quieres dedicar a las celebrities lo importante es que sepas maquillar bien y que domines la peluquería de plató (hacer unas ondas, una coleta…). De hecho estamos viendo a grandes actrices que llevan una coleta alta básica, pero un maquillaje cuidado. El maquillaje parece que esté en la sombra, pero es primordial.

En vuestra profesión hay que estar al día continuamente. Desde fuera alguien puede pensar aquello: “total un colorete se pone igual”.

Me dedico a impartir cursos a peluqueros y esteticistas, que descubren sorprendidos el gran cambio que se ha producido en el maquillaje en los últimos años. Estos profesionales se forman en lo que es la base de su negocio, pero dejan de lado la de maquillaje. Sin embargo, toda formación debe ir en paralelo porque al final te quedas desfasado y pierdes la clientela.

¿Cómo son tus formaciones?

Doy mucha información técnica porque yo parto de la estructura ósea para hacer los maquillajes. Paralelamente he incorporado el Beauty Coaching a partir del maquillaje porque es necesario empoderar al profesional y que mejore la técnica. Intento hacerlas divertidas y ser muy humilde para poder hablar de tú a tú con los profesionales.

David, ¿tú sigues haciendo cursos?

Sí. La formación es la única manera de seguir estando en el top de esta profesión. Pero soy muy selectivo. Elijo cursos de grandes profesionales. Siempre se aprende algo. A mis alumnos siempre les aconsejo que seleccionen lo que crean que les pueda aportar algo interesante en consonancia con su estilo. Lamentablemente, en nuestro país no se diferencia una formación comercial de una propiamente profesional.

«En nuestro país, no se diferencia una formación comercial de una profesional». 

¿Os ha afectado el problema de la Covid19?

Muchísimo. Pero el lado positivo es que el parón del Covid19 ha ido bien para reinventarnos  y potenciar nuestra creatividad. De repente no se podían hacer formaciones presenciales, pero sí online. Me tuve que reinventar y ponerme al día en nuevas tecnologías. 

¿Por qué es importante hacer una colección?

Hoy día es fundamental crear nuestro propio estilo. En las redes sociales tienes 5 segundos para llamar la atención y que el usuario se detenga. Una persona dedica un máximo de 30 segundos a una imagen y en ese tiempo has de conseguir que indague sobre su autor. Una buena colección te dará imágenes poderosas y exclusivas para retener la atención del público. 

Tremendo. ¿Qué consejos darías a los profesionales?

Hay que hacer las cosas bien para que la gente se fije. El error radica en  pensar que hay que invertir una fortuna para hacer una colección. Se pueden hacer grandes cosas con pocos medios. No siempre he tenido grandes marcas detrás, pero siempre he sido exigente con el total look y la calidad del trabajo. Precisamente estamos preparando con Alejandro Arana de Barberos 3.0 un curso dirigido a profesionales que se llama Collection Day.

En ella explicaremos cómo construir una colección desde el proceso creativo hasta su finalización. Yo impartiré toda la parte de maquillaje y fotografía, mientras que Alejandro se encargará de la de barbería-peluquería.

Por Maite Aldazabal, BellezaPro

Fotos cedidas por David Fergar

Descubre la colección Runaway Neon de David Fergar

Conoce la colección y el Vídeo Bennu de David Fergar

Galería de imágenes de David Fergar

Scroll hacia arriba